Omitir vínculos de navegaciónInicio > Noticias
Noticias
 
18/04/2018 -
La compra se hace...
y la tienda tradicional destaca para los alimentos frescos
17/04/2018 -
La industria de alimentación y...
como generador de riqueza y futuro
16/04/2018 -
La alimentación, clave en el...
con el 93% de las ventas
13/04/2018 -
Todos los envases de Nestlé...
 Eliminar plásticos no reciclables, fomentar el uso de los...
13/04/2018 - Las Albóndigas de Atún Campos...
Los ganadores serán anunciados el 24 de abril,
12/04/2018 -
El mercado de aditivos para...
Esta cifra es un 5% superior a la del ejercicio anterior.
12345678...Última

El consumo de dos copas de vino al día reduce enfermedades cardiovasculares y el Alzheimer

• Además, esta bebida impide la creación de células de grasa

• La composición de las uvas fermentadas evita la aparición de los estreptococos y bacterias relacionadas con las caries mientras que también es muy eficaz contra la gingivitis y los dolores de garganta

En los últimos años, las investigaciones científicas han puesto su foco en las consecuencias que tiene para el organismo el consumo de bebidas alcohólicas demostrando los beneficios que tiene el consumo del vino para la salud. Tanto es así, que los médicos recomiendan el consumo de dos copas de vino tinto al día por su poder antioxidante, entre otros. Con motivo del Día Mundial de la Salud, Corporación Vinoloa, empresa dedicada a la distribución de vino con marcas propias, ha recopilado los beneficios en la salud de esta bebida.

Uno de los mayores beneficios del vino es que previene las enfermedades cardiovasculares siempre y cuando se consuma la cantidad de 150 ml diarios. Los antioxidantes que lo componen aumentan los niveles de colesterol ‘bueno’ o HDL ya que evita la formación de coágulos.

Los beneficios para la boca son increíbles: desde tratamiento de encías hasta limpiar el paladar. La composición de las uvas fermentadas evita la aparición de los estreptococos y bacterias relacionadas con las caries mientras que también es muy eficaz contra la gingivitis y los dolores de garganta.

Reduce el riesgo de demencia y mejora la salud mental
Un nuevo estudio elaborado por el Centro Médico de la Universidad de Rochester (EE.UU.) demuestra que beber dos copas de vino al día disminuye la inflamación y las toxinas del cerebro, incluso aquellas que están asociadas con el Alzheimer. Aunque el consumo elevado de etanol (alcohol) es perjudicial para la salud y también para este tipo de enfermedades, el consumo responsable y reducido ayuda al sistema nervioso central.

Beber vino te hace más feliz
La ingesta de vino tiene también beneficios en el estado de ánimo. Al tomar una copa se liberan endorfinas, aumenta la relajación y se disfruta más el momento, lo que ayuda a estar más felices. Por otro lado, la sensación de cansancio disminuye por el resveratrol de las uvas. Un extra para esos días en los que el cansancio o la apatía están más presentes que de costumbre.

Prepárate para la operación bikini con una copa
Ahora que el buen tiempo está a la vuelta de la esquina, el vino puede ser el aliado perfecto para cumplir con tu operación bikini. El vino tinto está compuesto de un gen que impide la formación de células de grasa pero además, permite estimular las ya existentes para depurarlas e irlas eliminando.

La vinoterapia
La vinoterapia es uno de los nuevos usos de este caldo que utiliza las propiedades del vino así como sus propios elementos para ayudar a mejorar la salud. Algunos de los beneficios que tiene este tratamiento es que hidrata profundamente la piel dotándola de mayor elasticidad, luminosidad y también lucha contra los radicales libres, los responsables del envejecimiento prematuro de la piel.

Además, mejora la circulación periférica de la dermis, favorece la descongestión de las piernas cansadas y reduce la aparición de las varices. Pero también se puede utilizar para dar masaje con los que conseguir liberar la tensión muscular.

Por su sabor, variedad y todos los beneficios que tiene para la salud, el vino es la bebida más completa porque no solo ayuda a cuidar por fuera el cuerpo, sino que también por dentro. Ahora bien, no hay que olvidar que su consumo se debe hacer de manera responsable, en pequeñas cantidades y acompañado de una dieta equilibrada.